Sonipg's Blog

Sitio Web sobre Audición y Lenguaje

Deficiencia auditiva. Sordera

DEFICIENCIA AUDITIVA

A.- CONCEPTO.

Las deficiencias auditivas son las disfunciones o alteraciones cuantitativas en una correcta percepción auditiva. Se entiende por hipoacusia la disminución de la capacidad auditiva que permite la adquisición del lenguaje oral por vía auditiva. La pérdida total de la audición recibe el nombre de cofosis (sordera), el lenguaje no se puede adquirir por vía oral pero sí por vía visual.

B.- CLASIFICACIÓN DE LAS DEFICIENCIAS AUDITIVAS.

Estableceremos distintas clasificaciones de las hipoacusias y sordera atendiendo a cuatro criterios: la parte del oído afectada, la etiología, el momento de aparición y el grado de pérdida auditiva.

1.- Según la parte del oído afectada existen:

– hipoacusias de transmisión: la lesión se encuentra localizada en la zona del oído encargada de la transmisión de la onda sonora.

– hipoacusia neurosensorial: cuando la lesión se asienta en el oído interno y/o en la vía auditiva.

– hipoacusia mixta.

2.- En función de la etiología se pueden clasificar las deficiencias auditivas en: hipoacusias hereditarias genéticas e hipoacusias adquiridas. Las primeras ocupan el primer lugar en las causas de hipoacusias neurosensoriales. Están ligadas a una anomalía de transmisión genética y pueden ser de tipo recesivo o dominante (recesivas son las hipoacusias en las que los padres son portadores del gen patológico pero de tipo recesivo, no son hipoacúsicos y las dominantes representan un 10% de las hipoacusias hereditarias siendo uno de los padres portador del gen afecto, uno de los padres es hipoacúsico).

Las hipoacusias adquiridas pueden ser clasificadas, a su vez, en tres tipos:

– causas prenatales. Toda enfermedad de la madre durante el embarazo puede ser una causa posible de hipoacusia situándose el período más grave entre la 7 y 10 semana de embarazo. Entre las más graves se sitúan la rubeola, sarampión, varicela, alcoholismo, etc.

– Causas neonatales: son las que se derivan del momento del nacimiento y las horas siguientes. Entre las más frecuentes se encuentran: traumatismo durante el parto, anoxia neonatal, prematuridad, ictericia (aumento de la bilirrubina en sangre por incompatibilidad del RH).

– Causas posnatales: Son las que se dan después del nacimiento y las más corrientes son: otitis y sus secuelas, fracturas del oído, afecciones del oído interno y nervio auditivo, intoxicaciones por antibióticos, meningitis y encefalitis, tumores, etc.

3.- Según el momento de aparición existen hipoacusias prelocutivas que son las que se presentan antes de adquirir el lenguaje e hipoacusias poslocutivas. Estas últimas son, en general, de mejor pronóstico ya que el lenguaje está adquirido y tras la pérdida se mantendrá el lenguaje interno gracias a la maduración neurólogica adquirida.

4.- La audición se mide en decibelios y según la Seguridad Social una persona es sorda cuando la pérdida auditiva es mayor de 75 decibelios. Según la pérdida de audición las hipoacusias se clasifican en:

– hipoacusias leves: pérdida inferior a 40 decibelios.

– hipoacusias moderadas: de 40 a 70 dbs.

– hipoacusias severas: superior a 70 dbs.

– sordera o cofosis: no se oye.

C.- EVALUACIÓN DE LAS DEFICIENCIAS AUDITIVAS.

La evaluación de la audición no debe posponerse por pensar que el niño es demasiado pequeño para ello ya que es sumamente importante la detección temprana de los problemas y existen formas de evaluación que se pueden practicar desde los primeros meses. Algunas técnicas de evaluación son:

– Técnicas de evaluación de la conducta: consiste en observar la reacción a un estímulo auditivo dado expresada en el comportamiento del niño.

– Reacciones condicionadas: En los niños entre 13 y 20 meses, e incluso antes, ya se pueden usar técnicas de condicionamiento operante, reforzando la respuesta dada ante un estímulo atractivo.

– Audiometría de juego: se trata de una adaptación de la audiometría para niños menores a fin de transformar la medición en un juego(por ejemplo, pulsar un botón tras un tono y luego se ilumina una pantalla).

– Audiometría convencional. Después de los cinco años se puede conseguir una audiograma de tonos puros mediante una audiometría tonal. En una cámara insonorizada el niño recibe estímulos sonoros a través de audífonos.

– Audiometría por respuesta evocada: Los potenciales evocados auditivos (PEA) son el registro de las diferencias de potencial eléctrico provocado por un estímulo acústico a través de la vía auditiva. Los PEA de tronco cerebral (PEATC) son en la actualidad la prueba que se considera más útil tanto por su fiabilidad diagnóstica como por su fácil realización.

– Impedanciometría: nos permite evaluar el funcionamiento del oído medio (movilidad del tímpano, funcionamiento de la trompa de Eustaquio, continuidad de la cadena osicular, etc).

D.- TRATAMIENTO DE LAS DEFICIENCIAS AUDITIVAS.

Existen diferentes tratamientos de las hipoacusias en función de las características que éstas presenten.

– Tratamiento médico: el tratamiento médico adecuado tiene más importancia en el apartado de profilaxis ya que un correcto seguimiento de una meningitis o de una otitis evitará la aparición de la hipoacusia.

– Tratamientos quirúrgico: está indicado en contadas ocasiones como es el caso de la cirugía reparadora en las malformaciones congénitas, las timpanoplastias para la reconstrucción de las lesiones originadas por las otitis, etc.

– Tratamiento protésico convencional: cuando existe una reserva coclear útil, la aplicación de audífonos facilita la adquisición del lenguaje y la educación en razón directa a la calidad de los restos auditivos del niño. La aplicación de estas prótesis debe ser lo más temprana posible.

– Implantes cocleares: El implante coclear está indicado en los niños sordos poslocutivos sin reserva coclear útil. En los niños sordos prelocutivos el beneficio obtenido tras el implante es actualmente motivo de controversia y los intentos han sido poco fructíferos.

– La rehabilitación: se pretende enseñar al niño el lenguaje y hacerle entender el lenguaje de los demás.

E.- COMUNICACIÓN CON ALUMNOS SORDOS.

El lenguaje es una función compleja que nos permite expresar y percibir estados afectivos, conceptos e ideas por medio de signos acústicos, gestuales o gráficos que se rigen por una serie de códigos. Es un sistema arbitrario y convencional con la función de comunicar y representar la realidad. En las personas con deficiencias auditivas se ha insistido desde hace mucho tiempo en establecer con ellos un lenguaje oral, ello ha llevado a considerar la respuesta educativa como eminentemente rehabilitadora, es decir, educación y rehabilitación como un mismo proceso en el que la intervención educativa = intervención rehabilitadora del lenguaje oral.

La existencia del lenguaje de signos y de actividades socioculturales basadas en ella nos debe llevar a reconsiderar la noción de déficit auditivo y necesidad de rehabilitación. En un grupo de sordos, al comunicarse entre ellos mediante el lenguaje de signos, no hay sentimiento de minusvalía. Una gran parte de adultos sordos no se sienten deficitarios sino simplemente diferentes.

Las diferentes modalidades de comunicación con alumnos sordos dependen de muchos factores como: la edad en la que sobrevino el déficit, la severidad del mismo, las capacidades comunicativas, el entorno familiar y educativo, la atención temprana y las posibilidades con que se cuente a nivel de profesionales que intervengan con estos alumnos.

Podríamos desarrollar los tipos de comunicación a establecer con alumnos sordos pero preferimos dejarlo para el tema 54 por tratar específicamente de la intervención educativa, no obstante si queremos hacer un rápido tratamiento de los métodos comunicativos más frecuentes y usuales.

Las tres corrientes en las que se pueden enmarcar los métodos de comunicación con sordos son:

– oralistas.

– signistas o manualistas.

– mixtas o bimodales

Los oralistas, que tuvieron su auge hace algunos años, defienden la enseñanza del lenguaje oral al niño sordo mediante el aprovechamiento de los restos auditivos, entrenamiento en discriminación auditiva, entrenamiento en la labiolectura, etc. Los métodos exclusivamente orales se apoyan en entrenamiento auditivo mediante aparatos que le permitan al niño detectar el lenguaje oral como los vibrotactiles.

Los signistas, que toman auge en nuestros tiempos, consideran que el lenguaje de signos es el natural del sordo (por ello lo practican mayoritariamente), constituyendo un recurso simbólico fundamental para su comunicación. El lenguaje signado es un lenguaje propio, con sus características definitorias y en el que se sigue las mismas etapas evolutivas que en el lenguaje oral. La evolución lingüística, cognitiva y social de los niños que aprenden un sistema de signos sigue un ritmo más regular y superior que el sordo oralista. Los diferentes métodos se desarrollarán en el tema antes citado así como los de los demás sistemas.

La corriente bimodal (oral-gestual) está integrada por aquellos que piensan que el niño sordo debe comunicarse mediante el lenguaje de signos que es el suyo natural pero también debe aprender el lenguaje oral para integrarse en la sociedad oyente. La adquisición de la lengua de signos junto al aprendizaje del lenguaje oral puede ser necesaria para el niño sordo planteada en términos de bilingüismo. Siguiendo a Triadó (1991) diremos que “las dificultades que plantea la enseñanza y el aprendizaje anterior, por parte de los educadores, del lenguaje signado hace que las tendencias actuales aboguen que en la educación del niño sordo deben plantearse alternativas encaminadas a una intervención lo más eficaz posible. Ésta podría ser la educación bilingüe (oral y signada) no sólo para favorecer un buen nivel de intercambio social sino para facilitar al niño la construcción de su conocimiento y acceder por tanto a las funciones psicológicas superiores”.

Éstas son unas páginas con más aspectos relacionados con la deficiencia auditiva:

www.aulaintercultural.org/article.php3?id_article=997 alfabeto dactilológico.
mikinder.blogspot.com/2007/08/la-hipoacusa-o-sordera-en-los-nios.html cómo identificar a un niño sordo.
www.guiainfantil.com/salud/audicion/discapacidad_oir.htm señales de alerta para identificar al bebé con hipoacusia.
www.youtube.com/watch?v=zFXmIX-ICbY reportaje sobre la discapacidad auditiva

 
A %d blogueros les gusta esto: